23/02/2024

Passerini recibirá -por primera vez en la historia de la ciudad de Córdoba- la banda y el bastón de mando

Lee la nota en :2 Minuto/s, 26 Segundo/s

El intendente electo de la ciudad capital, recibirá los atributos en la ceremonia de asunción que se llevará a cabo este sábado.

Este sábado 9 de diciembre, a las 19.30 horas, en el teatro Comedia, el intendente Martín Llaryora asistirá a la sesión especial del Concejo Deliberante en la cual prestará juramento el intendente electo Daniel Passerini.

En la ceremonia, en el marco de la conmemoración de los 40 años ininterrumpidos de democracia y en oportunidad del cumpleaños 450 de la ciudad, Llaryora le entregará a Passerini la banda y el bastón de mando.

Ambos atributos serán utilizados por primera vez en la jura de un intendente.

De este modo, la ciudad incorporará la ceremonia de traspaso de los atributos del mando entregando la banda y el bastón al intendente entrante al momento de la jura, sumándose así la Ciudad a una larga tradición del gobierno nacional y provincial.

Insignias de una simbología histórica

La relevancia de los atributos, su importancia protocolar, se encuentra en el valor simbólico que le imprimen a la ceremonia de traspaso, representando la distinción y el símbolo del poder institucional del Ejecutivo.

Ambos se rigen principalmente por los usos y costumbres, aunque su origen histórico tiene características distintivas.

La banda está inspirada en la banda de la Orden de Carlos III que lucen los reyes españoles desde 1771, con los colores de la Bandera argentina y un sol dorado en el centro. Se trata de una tira o cinta delgada de tela que se coloca, en forma cruzada, sobre la indumentaria para significar que su portador es titular de una dignidad u honor. De este modo, constituye una distinción honorífica que se coloca atravesando el hombro derecho y cayendo hacia el costado izquierdo.

En tanto, el bastón es una analogía del cetro de los monarcas europeos y las varas de mando que los virreyes y alcaldes coloniales utilizaron simbólicamente hasta la primera década del siglo XIX en nuestro territorio. De hecho, varios museos -como el del Bicentenario- aún conservan algunos de esos bastones.

Esta obra de orfebrería constituye un complemento protocolario que denota, en la persona que lo porta, autoridad en relación a un grupo social o colectivo identitario.

El autor:

El Diario del Pueblo

administrator
Previous post Con una inversión de más de 300 millones de pesos, quedó inaugurado el Parque Temático “Brochero Niño”
Next post A las 7:30 será el acto de asunción del nuevo gobernador